marielacastroEstados Unidos dio marcha atrás y autorizó a la diputada y sexóloga Mariela Castro, hija del gobernante Raúl Castro, a asistir como invitada en un foro académico en Filadelfia este fin de semana. Un comunicado de la organización Equality Forum informó este martes que el Departamento de Estado revisó la decisión inicial sobre la restricción de movimiento en la visa otorgada a Castro y la autorizó a participar en un panel sobre la situación de los derechos civiles y sexuales en Cuba, fijado para el sábado 4 de mayo.


“El Foro de Igualdad está encantado de comprobar que el Departamento de Estado ha reafirmado los valores democráticos, al autorizar a Mariela Castro a hablar en el Foro de la Igualdad 2013”, declaró Malcolm Lazin, director ejecutivo de la organización. “El Foro de Igualdad 2013 es un espacio abierto que incluirá un análisis de la historia, el progreso y los desafíos de los LGBT cubanos”. El Departamento de Estado declinó comentar sobre la reconsideración de la visa de Castro, alegando su política de privacidad para estos casos.


La semana pasada Equality Forum protestó porque su invitada había recibido una visa estadounidense para participar en un evento en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, pero no se le había concedido permiso para visitar Filadelfia. La organización pidió una revisión del caso al Departamento de Estado. Para ciudadanos de ciertos países, el Departamento de Estado concede visas diplomáticas que tienen restricciones geográficas de movimiento en el territorio estadounidense. Una fuente en Washington dijo a CaféFuerte la semana pasada que Castro tendría solo permiso para moverse en un radio de 25 millas en torno a la sede de Naciones Unidas.


Un premio en Filadelfia


Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX) y diputada a la Asamblea Nacional, hablará en el conversatorio “Featured Nation: Cuba” en el Auditorio Conelly de la Universidad de las Artes, en Filadelfia. En el panel están anunciados además la activista cubanoamericana Ada Bello, Wilfred Labiosa, profesional de la salud dedicado a la comunidad latina LGBT, y Sarah Stephens, directora ejecutiva del Centro para la Democaria en las Américas.


El Equality Forum es una agrupación internacional sin fines de lucro que defiende los derechos de la comunidad LGBT y convoca a personalidades políticas, líderes cívicos y artistas a participar en sus foros anuales. Este año el país escogido para discutir sobre derechos viciles y sexuales es Cuba. Además del evento académico, Castro tiene previsto participar en la cena anual del Equality Forum en el National Museum of American Jewish History, donde recibirá un premio de la organización, la noche del sábado.


Castro visitó Estados Unidos entre el 23 de mayo y el 3 de junio del pasado año, y durante su estancia recibió protección de agentes del Buró de Seguridad Diplomática (BDS) del Departamento de Estado. En esa ocasión, la directora del CENESEX asistió al XXX Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) en San Francisco, y ofreció una charla en la Biblioteca Pública de Nueva York.


También realizó varias intervenciones públicas de contenido político y dedicó duras palabras contra los exiliados de Miami, a quienes llamó “grupo de delincuentes” y “pequeña mafia sin escrúpulos”, y abogó por la liberación de los cinco agentes cubanos presos por espionaje en Estados Unidos. Su visita estuvo rodeada de una intensa controversia política que enfrentó a legisladores cubanoamericanos e incluso al candidato presidencial republicano Mitt Romney con el Departamento de Estado.


Avalancha de críticas


Ante la avalancha de críticas y cartas pidiendo explicación por la presencia de la hija de Raúl Castro en territorio norteamericano, el Departamento de Estado recordó que Castro había recibido antes visas en el 2001 y 2002. La pasada semana, Castro, de 51 años, recibió a la ex secretaria de Trabajo, Hilda Solís, quien visitó La Habana al frente de una delegación de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA). Solís, la primera mujer hispana electa al Senado de California, fue funcionaria gubernamental durante el primer mandato de Barack Obama.


Según un comunicado de CENESEX dijo que Solís conoció del trabajo de la entidad en relación con la defensa de los derechos sexuales en Cuba, y se pronunció a favor una legislación que permita el matrimonio gay en Estados Unidos. En el encuentro -indicó el comunicado- Castro y Solís intercambiaron sobre el caso de los cinco espías cubanos y de la posibilidad de que Obama interceda para liberarlos.