scanLos críticos más duros los etiquetaron como “registros virtuales de desnudo”: la inspección de los pasajeros en el aeropuerto que produjo imágenes realistas de cuerpo completo por medio de la tecnología de retrodispersión. Otros también expresaron preocupaciones de salud sobre las bajas dosis de radiación de los rayos X detrás de esas inspecciones.


Bueno, pues todo se acabó ahora que la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés) informó que cumplió con la fecha límite -el 1 de junio- para quitar las 250 máquinas de retrodispersión de los aeropuertos de Estados Unidos.


Los turistas aún pasarán por otros escáneres corporales que se basan en un sistema que utiliza ondas de radio y producen imágenes corporales menos detalladas. Las máquinas de ondas milimétricas plantean menos preocupaciones de privacidad y prácticamente ninguna preocupación de salud.