directoraDos niñas chinas de 5 y 6 años murieron envenenadas por la directora de un jardín de infantes que buscaba con ese crimen arruinar la reputación de otro centro para niños con el que competía, informó el viernes la prensa china.


Acompañados por su abuela, las dos niñas descubrieron un bolso abandonado en el camino hacia el jardín de infantes. El bolso contenía un yogur y un cuaderno escolar. La abuela se lo llevó a su domicilio y las niñas bebieron el yogur cuando regresaban del jardín de infantes, según China Daily.


Las niñas sintieron luego un fuerte dolor y cayeron al piso. Una falleció en la ambulancia y la otra al cabo de una semana de hospitalización. La investigación reveló que el yogur contenía tetramina, un veneno utilizado contra las ratas.


La policía detuvo poco después a dos sospechosos, uno de ellos era Shi Haixia, de 39 años, directora de un jardín de infantes que confesó haber envenenado el yogur. Su cómplice colocó el bolso en la vía pública, cerca del establecimiento con el que Shi estaba en conflicto para inscribir niños.