violenciaDe la violencia que afecta a la República Dominicana no es escapan los animales y, según afirma el médico veterinario Adrell Núñez, encargado del Departamento de Conservación y Ciencia del Parque Zoológico Nacional “Manuel Valverde Podestá”, en el país existen prácticas terribles de capturar a algunos animales como pericos, cotorras y otros para tenerlos como mascotas.


Indicó que cada especie tiene una función que contribuye a la biodiversidad y protección del medio ambiente y que cuando se excluye de su hábitat natural hay que iniciar un proceso costoso y que tarda varios años para rehabituarse a su ambiente silvestre.


En algunos casos los daños son irreversibles y sólo pueden usarse los animales para exhibiciones y charlas como forma de concienciar a la gente sobre lo que no debe hacer con esos seres vivos.


Núñez mostró pericos y cotorras que estuvieron en ambientes domésticos y que fueron objeto de maltratado, por lo que se encuentran en proceso de rehabilitación. Comentó que también hay otros animales que reciben en condiciones criticas y, a veces hay que operarlos. “La frecuencia de los abusos varía, pero este año como que la gente ha abusado mas, es bastante fuerte”, manifestó.