Uno de cada cinco trabajadores padece enfermedades mentales Gabriel Del Río Doñez, presidente de la CASC, denunció que la represión es tan grande por parte de la compañía, al punto que ha obligado a renunciar a varios de los dirigentes de un sindicato recientemente constituido en el lugar.


Sostuvo que además del recorte de recursos por comisiones, los trabajadores son víctimas de maltratos verbal por parte de los supervisores.


Sostuvo que la empresa Call Center Alórica está violando la Constitución dominicana, el Código de Trabajo y varios convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).