nco“Yo mismo tengo miedo de salir a la calle. No lo niego”. Esta expresión es del sacerdote Ángel Pérez Barroso, quien ejerce su labor pastoral en la parroquia San Judas Tadeo, en el sector Naco.


El religioso cuenta que tiene una sobrina que vive a una esquina de la parroquia San Judas Tadeo, pero que cuando suele visitarla lo hace en su propio vehículo, porque teme que si se va caminando caiga en las garras de algún antisocial que sea capaz de matar hasta por un teléfono celular.


La mañana del domingo 12 del presente mes, el sacerdote dijo en la misa semanal, en el cuartel general de la Policía, que luego de la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, durante una protesta en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en el ensanche Naco los delincuentes andaban por su cuenta.