372E09C6-7A99-4952-A0C5-DA20D4ABB856_jpg__209__400__CROPz0x209y400No podemos tener una Justicia tan cara, inaccesible, de baja calidad y nuevamente con preocupantes muestras de corrupción. El aporte a la paz social del sistema de justicia está siendo seriamente cuestionado y con razón, porque está al borde del colapso.


Sin una Justicia compuesta por hombres y mujeres íntegros, capaces y no sujetos a dictámenes políticos y agradecimientos, se puede llamar como se quiera, pero jamás podría hablarse del complejo sistema de instituciones creado al servicio de la civilización jurídica y la pacificación social.


Pero, ¡cuidado! No creamos que el aumento del sistema normativo, su hipertrofia e inflación son la solución.


Fuente: eldia.com.do