neveraLa Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) reveló hoy que 33 de los 39 paquetes ocupados el martes en una zona turística de Higüey, que se creían eran de cocaína, resultaron ser pedazos de madera forrados con plástico y sobre ellos la identificación que de manera ordinaria colocan las redes de narcotráfico a los kilogramos de la mencionada sustancia alucinógena.


“Estamos hablando de que quienes recibirían esa droga serían tumbados por sus contactos dominicanos, porque 33 de los paquetes ocupados resultaron ser de madera, de acuerdo al informe rendido este jueves por el INACIF (Instituto Nacional de Ciencias Forenses)”, dijo esta mañana en un  comunicado de prensa el oficial de prensa de la DNCD, Roberto Lebrón. Solo 6 paquetes eran auténticos, agregó.


Indicó que los 39 paquetes fueron ocupados en medio de una refriega en la que resultaron detenidas tres personas, entre ellas un canadiense de origen ruso, poco antes de que la droga fuera embarcada a Puerto Rico en un velero que está retenido. Los arrestados son Arkadi Poliakeviich, Eduardo Manuel Feliciano Salas, alias Pepe, y Yoelki Antonio Tejeda Germán, apodado el Flaco, los tres sometidos a la justicia, mientras otros son buscados para arrestarlos por ser integrantes de la red.


Lebrón indicó que los primeros sorprendidos fueron los técnicos del INACIF al percatarse de que gran parte de los paquetes eran pedazos de madera, todos cuidadosamente cortados, al tiempo de indicar que “eso refleja que las contactos locales de las bandas de narcotraficantes apelan a esta maniobra debido a lo que en la DNCD calificamos de sequía de cocaína existente en el mercado”. El extranjero detenido era la persona que recibiría droga para llevarla a Puerto Rico.


Se trata de un caso trabajado de manera conjunta por la DNCD y la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA), agencia esta última que colabora de manera directa con las autoridades dominicanas en la lucha contra el narcotráfico. Los integrantes de esta red empleaban las facilidades que tienen los diferentes centros turísticos de la provincia La Altagracia para sacar la droga, sobre todo las marinas, desde donde zarpaban pequeñas embarcaciones para hacer los trasbordos a cierta distancia de la costa.


La DNCD ha descubierto, junto al Ministerio Público, que ante la escasez de cocaína que hay en el mercado los narcotraficantes apelan a la falsificación de paquetes de este tipo de droga “y un ejemplo palpable de esto es la revelación hecha por el procurador francisco Domínguez Brito en el sentido de que el 89 por ciento del contenido de la droga que se vende en el mercado está alterado con otras sustancias, aunque menos letales para el organismo humano”. Solo el 11 por ciento del contenido de la cocaína es puro, agregó.


Sin embargo, Lebrón dijo que eso no significa que la DNCD y la fiscalía de Higüey vayan a dejar de lado el caso, debido al hallazgo de los 33 pedazos de madera simulados como paquetes de cocaína.


El caso está en manos de la fiscal Elizabeth Rijo, a quien corresponde preparar la acusación para el posterior enjuiciamiento de los tres detenidos y de otros probables cómplices que pudieran ser arrestados por la DNCD durante el plazo que permita el juez para conocer el fondo del expediente.