logoEl mercado inmobiliario en EE.UU. ha necesitado un nuevo empuje y es por ello que el empresario Anthony Lolli parece haberlo encontrado en su compañía Rapid Realty, mediante el aumento de sueldo del 15% a los empleados que accedan a tatuarse el logo de la empresa.


Lolli se le ocurrió esta idea hace un año cuando uno de sus agentes inmobiliarios intentaba localizar un local apropiado para un profesional de los tatuajes.


El artista le recomendó al vendedor de inmuebles realizarse un tatuaje con el logo, esto inspiró al dueño a inventarse una estrategia de marketing en la propia piel de sus trabajadores. Cabe acotar que de los 1.000 empleados de su compañía sólo 40 personas ha accedido a decorar su piel con la imagen publicitaria de la empresa.