volcanCinco escaladores murieron golpeados por rocas durante una erupción repentina de uno de los volcanes más activos de Filipinas. Veinte personas, entre turistas y guías extranjeros, se acercaban a la cumbre del volcán Mayón, situado unos 360 kilómetros al sudeste de la capital, Manila, cuando éste emitió una nube de cenizas gigante y envió ráfagas de rocas que impactaron contra los escaladores.


Al menos otras siete resultaron heridas. Un equipo de rescate se dirige a la zona aunque la alerta es de cero, ya que no hay peligro de erupción a pesar de la explosión freática, que se produce cuando el magma entra en contacto con agua en el subsuelo y provoca una nube repentina de vapor, ceniza y piedras.