Yamasá no tiene donde enterrar a sus muertosEntre miseria, pobreza y olvido viven los moradores del Distrito Municipal Mamá Tingó en Yamasá, provincia Monte Plata; ubicada a 62 kilómetro de la capital. Sus habitantes demandan medidas urgentes de las autoridades. Los RD$531 mil millones anuales del presupuesto nacional no son suficientes para ir en auxilio de esta comunidad, que vive de la agricultura y aspira a dedicarse a los huertos caseros.


En la demarcación no hay siquiera un médico residente en el lugar, sus munícipes han solicitado al Ministerio de Salud Pública el nombramiento de uno que viva en la jurisdicción, a fin de que les asista de manera permanente.


Peor aún que en los parajes del sur profundo, las 13,200 personas de este Distrito viven en penurias, sobre el lodo rojizo de las calles y caminos, vadeando dificultades enormes para sacar los frutos que le provee la tierra; la misma por la que luchó hasta la muerte, el primero de noviembre del año 1974, Florinda Mesa Soriano, Mamá Tingó.