stgoLas autoridades determinaron que ni fue raptada ni estaba embarazada la adolescente que alegó fue secuestrada por cuatro individuos en San Francisco de Macorís y dejada abandonada en La Vega. En las pesquisas, los médicos determinaron que a Carolina Reynoso López, de 18 años de edad, jamás fue drogada como explicó ella y sus parientes.


Reynoso López narró que fue interceptada el pasado viernes 10 de mayo por tres hombres y una mujer, quienes la montaron a la fuerza en el interior de un vehículo, y tras sacarle la criatura, la dejaron abandonada el pasado domingo entre matorrales en la comunidad de Soto en La Vega.


Hasta el momento, el Ministerio Público y la Policía en esa demarcación no han emitido ningún informe al respecto. López dijo que fue raptada cuando se dirigía a un supermercado en la parte céntrica de la ciudad. Carlos Reynoso, padre de la adolescente, explicó que su hija vive con sus suegros y que salió de la casa a realizarse un chequeo y que desde allí no apareció.


Los captores presuntamente, primero la inyectaron, la golpearon, y preguntaban si era esa la de la foto de la mujer a la que buscaban. La adolescente, quien presenta golpes y moretones en distintas partes del cuerpo, denunció que la criatura le fue arrancada del vientre por desconocidos. Los familiares de la joven mantenida por 48 horas en cautiverio solo piden que sean capturados los responsables de la acción.