dormidaESPAÑA.- El vecino de Marín de nacionalidad cubana L.R.P. se sentará este martes, 21 de mayo, en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra acusado de un delito de abusos sexuales a una excompañera de trabajo. Según el relato de los hechos que hace la Fiscalía en su escrito de acusación, los hechos se produjeron sobre las 6.00 horas de la madrugada del 7 de mayo de 2011, cuando el procesado se encontró en la calle Concepción Arenal de Marín a una mujer a la que conocía por haber trabajado para ella tiempo atrás y la invitó a subir a su vivienda, que estaba en esa misma calle.


El fiscal señala que ambos se remitieron a la habitación del procesado y se sentaron encima de la cama. El hombre le ofreció una copa de ron con cola y, tras charlar largo rato, cuando ya eran las 8.00 horas de la mañana, la mujer se quedó dormida. El procesado aprovechó la circunstancia para, con una «evidente finalidad de satisfacer su apetito sexual», desnudar a la mujer de cintura para abajo y penetrarla vaginalmente hasta que ella se despertó. Cuando la supuesta víctima se dio cuenta de que tenía al acusado encima, le apartó de un empujón sin que él opusiese resistencia, se vistió rápidamente y se marchó de la vivienda.


El fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito de abusos sexuales por que el que pide al tribunal que condene al procesado a seis años de prisión y a la prohibición de aproximarse a menos de 100 metros de su supuesta víctima y de su domicilio y lugar de trabajo y de comunicarse con ella durante siete años. En concepto de daños morales, pide para el acusado que abone a la mujer una indemnización de 10.000 euros.