dron Limpiar los grafitis en trenes y demás equipamientos del ferrocarril alemán le cuesta a la empresa ferroviaria estatal la friolera de US$10 millones anuales. Por este motivo la compañía, Deutsche Bahn, quiere probar algo nuevo: vehículos no tripulados de vigilancia.


Según anunció la empresa, pronto empezarán a ponerse a prueba drones equipados con cámaras y sofisticados sensores, con el fin de reducir la gran cantidad de pintadas que se realizan en equipos de su propiedad durante la noche.