yaqueEl número de niños y jóvenes que se bañan en las aguas contaminadas del río Yaque del Norte a su paso por esta ciudad se ha incrementado notablemente, luego de la celebración del llamado Piscinazo 2013, realizado en el área del Paseo del Yaque con diez piscinas gigantes instaladas en el lugar.


Los organismos de socorro de esta provincia mantienen prohibido los baños en esa parte del Yaque, por la contaminación, sin embargo, muchos bañistas desacatan esa prohibición. Al ser consultado sobre el tema, el director de la Defensa Civil en Santiago, Francisco Tolentino Arias, dijo que son los padres quienes deben evitar que sus hijos se bañen en lugares peligrosos.


“Cada padre es responsable de la seguridad y el bienestar de sus hijos”, respondió Arias, al preguntársele por qué la Defensa Civil permite el baño de personas en esa parte del Yaque.