Alberto Gil NojacheLas presuntas agresiones sexuales a varios niños, por parte de un sacerdote católico de nacionalidad polaca, ha desatado un escándalo en la comunidad de Juncalito, en el municipio de Jánico.Los padres de los menores abusados presentaron la denuncia por ante el departamento de Unidad de Género de la Fiscalía de Santiago, contra el cura Alberto Gil Nojache, de la iglesia San Antonio de Padua, de la referida comunidad.


Se informó que el religioso salió hace varios días hacia Polonia y aunque tenía previsto regresar el pasado martes, solo llegaron los niños y un adulto que le acompañaron en el viaje.


De acuerdo a una fuente a la que tuvo acceso elCaribe, el cura era esperado por las autoridades en los aeropuertos de Puerto Plata y Punta Cana, en la provincia La Altagracia.


En Juncalito se afirman que fueron catorce los menores violados sexualmente por el cura católico, un grupo denominado Unión de Fuerzas dijo que hasta el momento tiene ocho casos confirmados.