VinchoEl asesor del Poder Ejecutivo en Materia de droga, Marino Vinicio Castillo (Vincho), calificó de “cobarde, ligera e insustancial” la respuesta del procurador Francisco Domínguez Brito, de que los agentes del Buro Federal de Investigación (FBI), que interrogaron a las domésticas de la villa del oftalmólogo dominicano Salomón Melgen, actuaron de acuerdo con lo que establece la normativa, en relación al caso del senador estadounidense Bob Menéndez.


Vincho Castillo afirmó que el blanco esencial de la difamación era el senador Menéndez, y que “el video es un montaje criminal”, en el que aparecen afirmando que el doctor Melgen y Castillo Semán (su hijo) participaban en orgías con presuntas prostitutas en la casa de éste en La Romana.


Castillo, también titular de la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental, dijo que pasó a ser una agresión moral a su familia, la denuncia que hizo de “la revelación de aquel desastre perpetrado en La Romana por el FBI que se presentaron con tres o más policías sin la presencia de fiscales y sin asistencia de abogados en contra del servicio de la casa del senador”.