bosUno de los sospechosos del ataque terrorista en la Maratón de Boston murió en la madrugada de este viernes después de un tiroteo con la policía. El otro hombre sigue en libertad y se cree que está armado y es peligroso, indicó el funcionario policial, Paul MacMillan. Cerca de 9.000 agentes lo buscan. Los dos sospechosos son de Chechenia y tendrían 19 y 20 años, según reporta la agencia AP.


“El sospechoso número 2” en el bombardeo del lunes sigue en libertad en el suburbio Watertown de Boston, donde decenas de agentes de las fuerzas de seguridad estatales, federales y locales le seguían la pista, dijo MacMillan. Funcionarios de diversos departamentos de la policía y el FBI están buscándolo casa por casa en el barrio de Watertown, Massachusetts.


La policía de Boston indicó que el tránsito de vehículos en Watertown ha sido suspendido, e insistió en su llamado para que los residentes permanezcan en sus hogares. Incidentes violentos, incluyendo el asesinato de un oficial de la policía universitaria, mantienen este viernes a los bostonianos en tensión, apenas unos días después del bombardeo que ocurrió en el maratón. Decenas de agentes de la policía del estado y de la ciudad respondieron la noche del jueves a un tiroteo en el campus del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) en Cambridge.


Casi una hora después, estaban persiguiendo un vehículo sospechoso. La policía lo arrinconó en el suburbio de Watertown, y detuvo a una persona. Él podría haber utilizado explosivos, en un intento por eludir a la autoridad, dijo a CNN un portavoz de la policía, David Procopio. La policía ordenó al sospechoso salir del automóvil, y que se quitara la ropa, antes de colocarlo en una patrulla. Agentes del FBI pidieron después que saliera de ese vehículo, y se acercaron para interrogarlo —totalmente desnudo—, en una acera.


Decenas de policías de distintas unidades llegaron en Watertown, algunos con uniformes de SWAT, otros con cascos. No estaba claro si el arresto en Watertown estaba relacionado con el tiroteo en el campus del MIT, o cualquier otra incidencia en el área de Boston. La policía de Massachusetts pidió a los residentes permanecer en sus hogares, no abrir la puerta, a menos de que se trate de un policía identificado, y alejarse de las ventanas. “La policía irá puerta por puerta, calle por calle, en los alrededores de Watertown. La policía estará claramente identificada. Es una situación fluida”, indicó.