sandwwichLa policía alemana abrió una investigación luego de descubrir que sándwiches etiquetados como un presente se dejaran a las puertas de una compañía contenían veneno para ratas.


Unos 25 trabajadores de la compañía en el pueblo de Steinfeld comieron los bocadillos este martes luego de que fueron dejados en una caja que decía que eran para comer, informó la policía de Cloppenburg. Esa misma tarde, se dispararon las alarmas cuando una sustancia extraña fue descubierta encima de los bocadillos, según la policía.


El descubrimiento causó que 11 personas fueran ingresadas a hospitales locales, pero nadie mostró síntomas como resultado de haber comido los sándwiches, según la policía. La sustancia fue examinada en un hospital de Berlín y dio positivo a veneno de rata.