17Las juntas expansivas que conforman el puente Francisco del Rosario Sánchez (La 17) presentan un avanzado deterioro debido a la falta de mantenimiento. La importante infraestructura vial que conecta el Distrito Nacional con el municipio de Santo Domingo Este, está plagada de totumas formadas con los parches de asfalto que se han colocado encima de las juntas metálicas para aminorar el impacto de los vehículos cada vez que caen en los empalmes.


Hay lugares donde las juntas se han despegado por completo y dejan entrever los techos de las casuchas que se encuentran a orillas del río Ozama, debajo del puente, lo que representa un potencial peligro para los miles de conductores que se desplazan por la vía. “A veces uno ve que se caen pedazos de puente”, afirma Eduardo Alcántara, quien reside en Gualey.


Al problema se añade el robo sistemático de parte de los 6,000 mil metros cuadrados de barandas metálicas laterales que conforman la estructura. Los transeúntes consultados por elCaribe atribuyen los robos a los denominados “piperos” y “viciosos” que por unos pocos pesos venden, a las metaleras, las piezas que dan sostén al puente. De hecho, se observan varias barandas a medio despegar.


Basura y falta de iluminación


Otro de los problemas que afectan el puente es la acumulación de basura en las cunetas y aceras, así como la oscuridad durante las noches. Ciudadanos solicitaron al Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas, su rápida intervención en la estructura  para impedir que continúe su deterioro. “Este puente es importantísimo para la zona oriental, deberían hacer algo como hicieron con el puente Duarte. Hace más de diez años que no le ponen la mano a esto”, afirmó el munícipe José Peguero.


La estructura fue construida en el 1973


El puente Francisco del Rosario Sánchez fue construido en el año 1973 durante el Gobierno del fenecido Joaquín Balaguer. Debido al crecimiento que ha experimentado la ciudad, con el paso de los años, durante las horas pico es paso obligatorio para los moradores de Los Guandules, el ensanche Espaillat, Gualey, entre otros sectores, que se dirigen hacia el sector de Los Mina.