cacaoUnos 179 productores y comercializadores de cacao demandaron del Estado, vía el Ministerio de Hacienda, el pago de una deuda de RD$105 millones que data desde hace más de 10 años. De acuerdo con un informe remitido a Diario Libre, los productores señalan que a raíz del ciclón George la producción de cacao quedó devastada y los cacaocultores en una situación financiera precaria.


Expusieron que ante la situación el Estado se comprometió a asumir la deudas que tenían los productores mediante la ley de bonos 172-03, pero al agotarse estos recursos se optó por hacer los pagos vía la ley de bonos 193-11, pagos que se realizan de manera parcial.


Dentro de los productores de cacao a los que el Estado le adeuda los recursos están José María Ortega, con RD$18.4 millones, Comercial Portuhondo, con RD$2.5 millones, factoría Guzmán, con RD$6.2 millones y Comercial Vives, con RD$6.4 millones. Citaron, sin embargo, que a otros productores se le ha pagado con bonos bajo la ley 193-11 más de RD$1,000 millones, pero que han desplegado grandes esfuerzos solicitando a las autoridades el pago de la deuda, pero sin respuesta positiva.


La República Dominicana es el mayor exportador mundial de cacao orgánico y el segundo exportador de cacao fino o de aroma del continente y del mundo. El año pasado, el país exportó alrededor de 75 mil toneladas de cacao, generando US$180 millones, cifras que convierten al país en una potencia regional en la producción, procesamiento y comercialización de ese tradicional rubro.


En los últimos cuatro años, las exportaciones de cacao dominicano alcanzaron las 239,825 toneladas, un promedio de 59,956.25 toneladas métricas, lo que representó un promedio anual de ingresos en divisas de US$176,744,614.  Las zonas donde más se produce el cacao es en la provincia de Duarte y en algunas partes de la región del Este y en menor medida en el Sur del país.


La República Dominicana posee el 60% del mercado mundial de cacao orgánico con 401,553 tareas sembradas, que representan el 16.5% de 2,436,185 tareas cultivadas del fruto. El cacao dominicano es consumido en los más exigentes mercados de Europa, Estados Unidos y Asia, en especial Japón, donde se utiliza en la fabricación de finos chocolates.