gasolinaLa huelga que mantiene enfrentados a los transportistas y distribuidores de combustibles no logró acuerdo ayer. Los transportistas exigen sus reivindicaciones, mientras los distribuidores piden al Gobierno que medie y advierten que en las próximas horas el combustible podría escasear, como aseguró Arnulfo Rivas, vicepresidente de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (Anadegas).


El secretario general del Sindicato Autónomo de Chóferes transportadores de Petróleo y sus afines (SACTPA), Clemente Morillo, advirtió que hasta tanto las autoridades no intermedien para llegar a un acuerdo con las empresas distribuidoras de combustibles no desistirán de la huelga indefinida que iniciaron el pasado viernes en reclamo de un pacto colectivo que incluya un aumento salarial y otras reivindicaciones.


Dijo que se trata de un problema bastante complicado, porque muchas distribuidoras tienen suficiente combustible almacenado, y han cerrado sus estaciones, alegando que se les terminó el producto para “echarnos una vaina a nosotros”. Anadegas dijo el viernes que la reserva de combustible comenzará a agotarse este martes. Advirtió que el desabastecimiento de combustibles que desde ya existe en algunas estaciones, es responsabilidad absoluta de la compañías distribuidoras. “Nosotros les solicitamos al Presidente de la República que como los funcionarios no han tomado la decisión correcta de mediar en este conflicto, que empodere al Ministro de Industria y Comercio y a la ministra de Trabajo, para que el gobierno tome el sartén por el mango”, planteó.


Dijo que están dispuestos a aceptar propuestas que le han hecho otros sindicatos para unirse y hacer una protesta conjunta. “No hay necesidad de que esto se complique. Estos empresarios se creen que están por encima del bien y del mal y no quieren negociar”, expresó. Entre los reclamos, citó los sueldos que obtienen los chóferes que transportan los combustibles que oscilan en unos RD$29 mil cada mes.


Consideró que es contradictorio que los camiones que transportan los derivados del petróleo tienen seguros de millones de pesos, y por el seguro de vida de los chóferes, le dan sólo RD$50 mil a sus familiares. Alegó que el presidente de Anadegas, Rafael Polanco, le garantizó su apoyo. Asimismo, manifestó que la huelga involucra a unos 700 conductores a nivel nacional afiliados al SACTPA.


Además, destacó que las empresas distribuidoras, son transportistas y detallistas y tienen un monopolio porque manejan el 75 por ciento de los combustibles. Afirmó que se trata de una huelga legal que realizan, desde la madrugada del pasado viernes, en completa calma pese a que la Policía intentó presionar.