imagesLa justicia egipcia interrogó este miércoles a otro cómico acusado de blasfemia por su intervención en un programa de televisión presentado por un célebre humorista, Basem Yusef, que también está siendo investigado.


Ali Kandil, un actor de teatro, está acusado de haber insultado al Islam en febrero en el programa ‘Al Bernameg’, en el que se burló del discurso y del estilo de algunos religiosos musulmanes. Kandil rechazó esas acusaciones, calificándolas de “tonterías”, aunque aceptó acudir a la fiscalía para declarar.


El interrogatorio llega un día después de que la presidencia de la República asegurara que el presidente, el islamista Mohamed Mursi, se compromete a respetar la libertad de expresión. “La presidencia reafirma la importancia de la libertad de expresión y respeta plenamente la libertad de prensa”, aseguró un comunicado de los servicios del presidente Mursi.


“La presidencia no ha presentado ninguna queja contra Basem Yusef”, informó el comunicado, y aseguró que la iniciativa surgió de “ciudadanos”. Yusef también está acusado de insultar al islam y al presidente Mursi. Según fuentes judiciales, un abogado interpuso una querella contra Yusef y contra la dirección de la cadena CBC Television, que emite cada semana su programa ‘Al Bernameg’, muy popular e inspirado en el estadounidense ‘The daily show’, de Jon Stewart. La justicia egipcia interrogó este miércoles a otro cómico acusado de blasfemia por su intervención en un programa de televisión presentado por un célebre humorista, Basem Yusef, que también está siendo investigado.