Para poder traerlo a la Tierra, se utilizarían impulsores eléctricos y de energía solar.Dentro del presupuesto que la NASA solicitó para el 2014 se encuentra una misión en la que se pretende capturar un asteroide en pleno vuelo y traerlo después a la Tierra. El proyecto que se prevé que sea anunciado el 10 de abril fue sugerido hace un año por el Instituto de Estudios Espaciales Keck, del Instituto de Tecnología de California (Caltech), y adoptado después por la NASA y también por la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca.


Los expertos tienen la intención de trasladar una roca de siete metros de diámetro y 500.000 kilogramos con una nave –que utilizaría impulsores eléctricos y de energía solar– y situarlo en el Punto de Lagrange EML2, en donde las fuerzas gravitatorias de la Tierra y la Luna se equilibran y el asteroide puede mantenerse estacionario.


El costo que tendría remolcar un asteroide de unos siete metros y 500.000 kilogramos sería de aproximadamente 2.650 millones de dólares. Para poder traerlo a la Tierra se utilizarían impulsores eléctricos y de energía solar. Una vez colocado en el punto elegido, el asteroide quedaría al alcance de un cohete Orion tripulado.