deportadosEl Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos deportó a un grupo de 103 ex presidiarios dominicanos, luego de que cumplieran condenas en cárceles de Estados Unidos, acusados de narcotráfico, crímenes, asaltos, fraudes bancarios y otros delitos federales.


Con esta cantidad, según las autoridades de Migración en el aeropuerto Las Américas, suman 1,198 los deportados este año después de cumplir condenas en recintos carcelarios de Estados Unidos.


Los ex convictos cumplieron condenas por tráfico de drogas, asesinatos, asaltos, robos, falsificación de documentos, fraudes, violaciones sexuales, secuestro con violencia, fraude bancario y otros delitos. El grupo llegó al país por esta terminal en un avión alquilado por las autoridades norteamericanas, en medio de un amplio despliegue de seguridad montado en el  aeropuerto con militares  y funcionarios de la Dirección General de Migración.


Estos, según los expedientes, estaban recluidos en cárceles de las ciudades de Nueva York, Texas, Massachusetts, Miami, Chicago, Filadelfia,  New Jersey y otros estados norteamericanos. Desde la terminal el grupo fue transportado en dos autobuses de la Dirección de Migración hasta la sede central de la institución donde sería depurado y, si no tienen nada pendiente con la justicia dominicana, serán entregados a sus familiares.


Los 103 deportados vinieron escoltados desde territorio norteamericano en el mismo avión por 12 agentes del Buró Federal de Investigaciones FBI y del Departamento Antidrogas de Estados Unidos, DEA. Regularmente los ex presidiarios son deportados al país, en vuelos especiales que vienen cada quince días a la República Dominicana, procedentes de Estados Unidos.


Sin embargo, aunque en menor proporción, también otros que han sido dejados en libertad vienen de manera individual en vuelos comerciales de las líneas aéreas que operan vuelos diarios hacia el país, desde territorio norteamericano A su llegada a la terminal, los agentes estadounidenses entregaron a las autoridades dominicanas de migración y de seguridad  al grupo de repatriados quienes procedieron a su traslado a la capital en medio de estrictas medidas de seguridad.


En el operativo participaron, además, participaron miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC), de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI). Las autoridades de migración dominicana estiman que aún están guardando prisión en cárceles de Estados Unidos, más de seis mil criollos cumpliendo condenas por diferentes delitos.