secuestradosEl presidente de Francia, François Hollande, confirmó hoy la liberación en buen estado de salud de la familia francesa secuestrada en Camerun el pasado 19 de febrero por un grupo islamista.


“Con inmenso alivio y gran alegría, el presidente de la República confirma la liberación de los siete miembros de la familia”, declaró Hollande en un comunicado en el que precisó que todos gozan de “buena salud” y que ya han llegado a Yaundé, capital de Camerún. El jefe del Estado francés no ofreció detalles sobre la liberación de la familia Moulin-Fournier, a los que se suponía cautivos en Nigeria, donde se cree que fueron trasladados después de haber sido capturados por la secta islamista Boko Haram en la frontera.


Hollande agradeció su colaboración a las autoridades nigerianas y camerunesas e informó de que el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, se ha desplazado hasta Camerún para que la familia “sea repatriada a Francia lo antes posible”. Esta misma semana, ese grupo islamista había difundido una grabación en la que el padre de la familia, Tanguy Moulin-Fournier, le pedía a las autoridades francesas y camerunesas que aceptaran las condiciones exigidas por los secuestradores para su liberación, como la liberación de militantes de ese grupo encarcelados en Camerún. “Estamos retenidos desde hace 25 días en un lugar desértico. Nuestras condiciones de vida son muy duras, sobre todo para los niños. Perdemos fuerzas cada día y empezamos a enfermar. No aguantaremos mucho tiempo”, dijo el rehén.


Moulin-Fournier, que trabajaba para una empresa francesa en la capital de Camerún, fue secuestrado cuando visitaba un parque natural del norte de ese país, cerca de la frontera con Nigeria, donde fue trasladado por los secuestradores. El ciudadano francés se encontraba junto a un familiar, su esposa y sus cuatro hijos. Hollande recordó al confirmar la liberación que otros ocho franceses se encuentran aún secuestrados en el Sahel y aseguró que París trabaja para lograr liberarlos también.