wpid-jce2-300x207.jpgLa Junta Central Electoral (JCE) descubrió una red de fraudes de identidades que operaba en Boca Chica, donde una pareja logró declarar en la oficialía de esa comunidad al menos 18 personas como hijos suyos.


Así lo informó el director de Inspectoría de la institución, Juan Bautista Tavárez, quien explicó que a una parte de los beneficiados por ese fraude les fueron emitidas certificaciones de nacimiento el mismo mes y año, con hasta apenas 18 y 22 días de diferencia en las fechas de nacimiento, según consta en sus respectivas actas.