iran heladoPasteleros iraníes prepararon un helado de 1,6 por 2 metros, que pesa cinco toneladas, para entrar en el Libro Guinness de los Récords, informaron hoy agencias. Según la compañía Choopan Dairy, que encargó a los heladeros la difícil pero placentera tarea, la preparación del gigantesco ducle costó 30.000 dólares.


Los autores de la iniciativa buscan, entre otras cosas, estimular el consumo de helado en la República Islámica, donde un habitante come una media de 1,5 kilogramos de helado al año.


La “copa” fue expuesto al aire libre en las inmediaciones de Teherán. Para saborear un trocito, acudieron al lugar cientos de lugareños y delegados del Libro Guinness de los Récords. A la espera del veredicto, el récord actual pertenece la compañía Baskin-Robbins, que en 2005 preparó un helado de 4.021 kilogramos.