batallonLas tropas mostraron este jueves su equipo especial de protección ante agentes químicos en un acto para celebrar su retorno oficial a la segunda división de infantería, ubicada en Uijeongbu, al norte de Seúl. EE.UU. ha desplegado en Corea del Sur un batallón químico para hacer frente a ataques nucleares, biológicos y químicos procedentes del Norte, después de que Pyongyang amenazara con emplear ‘armas nucleares’ contra el país norteamericano.


Se trata de unos 250 soldados del batallón químico número 23 del Ejército de EE.UU. que regresaron a Corea del Sur hace unos meses. Las fuerzas que componían dicho escuadrón abandonaron Corea del Sur en 2004. Sin embargo, en enero de este año regresaron a ese país asiático para apoyar a militares surcoreanos y estadounidenses que se encuentran allí, ante las continuas amenazas de Pyongyang a Washington y Seúl.


Las tropas mostraron este jueves su equipo especial de protección ante agentes químicos en un acto para celebrar su retorno oficial a la segunda división de infantería, ubicada en Uijeongbu, al norte de Seúl. El Comité Norcoreano para la Reunificación Pacífica de la Patria criticó duramente este despliegue. “Durante la guerra de Corea, EE.UU. utilizó indiscriminadamente armas biológicas y químicas contra el pueblo coreano”, declaró el comité este miércoles. “EE.UU. pretende llevar a cabo de nuevo esos crímenes de lesa humanidad”, afirmó.


La tensión en la península coreana, que aumentó tras la aprobación por el Consejo de Seguridad de la ONU de nuevas sanciones contra Corea del Norte en respuesta a su tercera prueba nuclear, se agudizó aún más después de que se conociera que Corea del Sur y EE.UU. utilizan bombarderos estratégicos B-52 y submarinos nucleares en las maniobras militares conjuntas que realizan en la región. Desde entonces, el régimen de Kim Jong-un ha endurecido su retórica belicista. De hecho, este jueves el Ejército norcoreano anunció que emprenderá una serie de acciones militares con el uso de armas nucleares contra EE.UU.