vozAlgunos de los consejos para mantener la voz sana son «no hablar por encima de nuestras posibilidades ni con ruido ambiente, evitar los tóxicos como el tabaco, una buena hidratación, dormir bien, evitar los gritos, practicar ejercicio y llevar una buena alimentación».


Aunque existen muchos factores que pueden provocar estos trastornos, casi en el 80% de los casos está originado por un mal uso o sobreesfuerzo de las cuerdas vocales. Trabajar diariamente con la voz, sin periodos de descanso, así como gritar o elevar el volumen puede llegar a provocar desde la aparición de síntomas como irritación o dolor de garganta, hasta generar roquera o la pérdida total de la voz.


También es habitual la aparición de estos trastornos ante tensiones musculares acumuladas por el estrés o si se tienen una mala técnica vocal. Además, se deben tener en cuenta otros factores que pueden influir, como las condiciones ambientales del entorno laboral o las alergias. En este sentido, y con la finalidad de prevenir las afecciones asociadas a un esfuerzo prolongado de las cuerdas vocales, BOIRON ha elaborado este decálogo con recomendaciones para cuidar la voz durante todo el año:



  •     No gritar de forma habitual, controlar el volumen de la voz y evitar hablar mucho tiempo en lugares ruidosos.

  •     No fumar y evitar ambientes cargados de humo.

  •     Limitar el consumo de bebidas alcohólicas. El alcohol irrita la mucosa que reviste la garganta.

  •     Evitar ingerir bebidas muy frías y beber mucha agua, ya que la pérdida de líquido seca la voz.

  •     Incluir en la dieta alimentos que contengan vitaminas A, E y C.

  •     Tratar las alergias, catarros y reducir el consumo de alimentos (chocolate, quesos fermentados, picante,…) y bebidas (café, té, alcohol,…) que puedan provocar que el ácido del estómago se desplace hacia el esófago y la garganta.

  •     Intentar evitar ambientes con mala climatización o cambios bruscos de temperatura.

  •     Si se van a realizar esfuerzos intensos y de larga duración, pueden utilizarse medicamentos homeopáticos de forma preventiva para ayudar a prevenir las cuerdas vocales.

  •     Ante las primeras sensaciones de malestar, consulte a su médico o farmacéutico.

  •     Evitar forzar la voz cuando está dañada.