Los haitianos incendian los bosquesEl diario La Información, de Santiago de los Caballeros, publicó una información la cual da cuenta que desde un tiempo hacia acá, la Cordillera Septentrional ha sido víctima de constantes talas indiscriminadas de árboles, específicamente, en la comunidad del Toro y Carlos Díaz, por parte de extranjeros haitianos, confabulados con ciudadanos dominicanos.


El carbón que se obtiene de la quema de árboles se ha convertido en un lucrativo negocio para bandas organizadas de haitianos y dominicanos que rivalizan por su distribución y comercio. En el comercio del carbón participan varios intermediarios, desde el dominicano que contrata a los haitianos para que construyan los hornos, hasta los haitianos que compran y luego revenden el producto en su país.


Es urgente que, las autoridades de Medio Ambiente dispongan una investigación exhaustiva para frenar de una vez esta situación y desaparecer los posibles hornos que ya están instalados en la cordillera septentrional produciendo carbón. De lo contrario, nuestro hábitat se verá seriamente afectado. Se calcula que un saco de carbón es comprado a 250 gourdes, unos mil pesos dominicanos, pero su precio puede alcanzar hasta los mil 500 pesos en la vecina nación. En la frontera, específicamente en la parte a la que se llama “Tierra de Nadie”, por quedar situada en medio de las dos aduanas, se pueden observar cientos de sacos de carbón almacenados, a la esperas de ser trasladados hacia Haití.