kimberlyLa exsoldado Kimberly Rivera, que escapó a Canadá para evitar volver a ser desplegada en la guerra de Irak, se declaró hoy culpable de deserción ante un tribunal militar de EE.UU. y fue sentenciada a 10 meses de prisión, informó el canal de televisión local de Colorado KKTV.


Rivera, de 30 años de edad y madre de cuatro hijos, fue acusada de huir a Canadá en febrero de 2007 en mitad de un permiso de dos semanas durante su despliegue en Irak. La soldado de Infantería dijo ante el tribunal militar que la juzgaba que se había desilusionado con las razones de la guerra de Estados Unidos en Irak mientras estaba desplegada allí en 2006.


Una vez en Canadá, Rivera solicitó la residencia permanente, pero las autoridades del país vecino les ordenaron a ella y su familia que abandonaran el país o enfrentarse a ser deportados a comienzos de 2009. Rivera finalmente fue detenida nada más cruzar la frontera el pasado año.


Rivera, la primera soldado de Infantería que desertó a Canadá, se enfrentaba en corte marcial a cinco años de prisión y expulsión con deshonor de las Fuerzas Armadas.