El sabor de la cervezaEl sabor de la cerveza, sin ninguna intervención del alcohol, libera una sustancia química en el cerebro que hace que la gente quiera beber más, reveló una investigación.


Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, EE.UU., estudiaron a 49 hombres mediante dos pruebas: una al degustar cerveza y otra al probar una bebida isotónica, buscando evidencia de un aumento de los niveles de dopamina, un neurotransmisor cerebral asociado con el alcohol y algunas drogas.


Los resultados de la investigación, publicados en la revista ‘Neuropsychopharmacology’, demostraron una actividad significativamente más alta de dopamina tras probar la cerveza. El efecto era aún mayor en aquellos participantes que tenían un historial familiar de alcoholismo.


“Creemos que este es el primer experimento en humanos que demuestra cómo el sabor de una bebida puede producir actividad de dopamina en los centros de recompensa del cerebro”, dijo David Kareken, profesor de neurología de la Universidad de Indiana.