kerryEl secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, terminó este lunes en Tokio su gira asiática con la apuesta clara de Washington y sus aliados en la región de retomar las negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte. El responsable de la diplomacia estadounidense dijo este lunes en Tokio, durante la última escala de un viaje que le ha llevado desde el pasado viernes por Corea del Sur, China y Japón, que EE.UU. está abierto a un diálogo “auténtico y fiable”.


“EE.UU. continúa abierto a negociaciones auténticas y fiables para la desnuclearización”, aseguró Kerry, que con sus declaraciones traslada ahora al país comunista liderado por Kim Jong-un la responsabilidad de resolver en la mesa de negociación sus desafíos. La idea de apostar por la vía del dialogo tras más de un mes de persistentes amenazas por parte del régimen norcoreano ha sido refrendada por Corea del Sur y Japón, aliados de EE.UU. en la región, e incluso sustentado por China, hasta ahora el principal valedor económico y político de Pyongyang.


Durante un discurso en el Instituto de Tecnología de Tokio, Kerry quiso dejar claro este lunes que estos países “están unidos” en su apuesta por el dialogo, y quiso aplaudir “el fuerte compromiso” mostrado por China a la hora de solicitar recientemente la desnuclearización de Corea del Norte. Las palabras en favor del dialogo con Pyongyang, que Kerry ha repetido en los mismos términos durante toda su gira por la región, son un intento de retomar las negociaciones a seis bandas en las que participan las dos Coreas, EE.UU., China, Japón y Rusia, y que se encuentran paralizadas por Pyongyang desde 2008.


Este foro de diálogo se puso en marcha en 2003 con el objetivo de lograr la desnuclearización de Pyongyang a cambio de concesiones. “Corea del Norte debe dar pasos significativos para demostrar que respetará los compromisos que ha contraído, conforme a las leyes y las normas internacionales”, dijo este lunes Kerry durante su ponencia, titulada “La Alianza del Pacífico en el siglo XXI”. El jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que “en un momento en el que el mundo avanza hacia un menor número de armas nucleares”, lo último que se necesita “es uno o dos países contrarios a esta tendencia histórica y al sentido común”.


Tras las palabras de Kerry en la capital nipona, Japón quiso secundar la postura defendida por EE.UU. y se mostró también abierto al diálogo con Corea del Norte, siempre y cuando Pyongyang muestre signos de avanzar hacia la desnuclearización. “Si Corea del Norte avanza hacia la desnuclearización, entonces Japón no cerrará la ventana al diálogo”, aseguró el ministro portavoz, Yoshihide Suga, lo que apunta a una renovada voluntad de retomar las negociaciones para lograr el fin del programa nuclear de Pyongyang.


La elevada tensión que en las últimas semanas se está viviendo en la zona llevó a que el pasado sábado China y EE.UU. alcanzaran una poco frecuente declaración conjunta por la que ambos países se comprometieron a lograr una solución pacífica al conflicto de Corea del Norte. Por su parte, la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, dijo el pasado jueves que tiene intención de “hablar con Corea del Norte” para mejorar el ambiente de confrontación que domina la península coreana a raíz de la intensa campaña de amenazas bélicas llevada a cabo por Pyongyang desde hace más de un mes.


Sin embargo, los esfuerzos de la comunidad internacional por apostar por la vía del dialogo no han tenido de momento una respuesta favorable del régimen comunista. Durante el fin de semana, un portavoz de Pyongyang calificó la propuesta de negociación de Seúl como una “cáscara vacía” y “una estratagema astuta para ocultar la política de Corea del Sur dirigida a la confrontación”. En este sentido, el régimen comunista ha señalado que las maniobras militares que los ejércitos de EE.UU. y Corea del Sur llevan a cabo de manera conjunta anualmente en la zona son las responsables del clima de tensión que se vive estos días.