capitanEl capitán de un mercante extranjero atracado en el puerto de Pasaia (Gipúzcoa) ha sido detenido por agentes de la Ertzaintza, acusado de robar 9.000 euros correspondientes a los salarios de sus tripulantes, quienes lo localizaron en un club de alterne cuando sólo le quedaban 600 euros. Según ha informado hoy el departamento vasco de Seguridad, los hechos se produjeron el pasado miércoles, día en el que el presunto ladrón recibió 10.000 euros de la empresa consignataria del buque para pagar los salarios de sus siete marineros, entre otros gastos.


Sin embargo, el capitán abonó sólo una de las pagas y se ausentó durante horas de la embarcación con el resto del dinero, hasta que fue localizado por los tripulantes en un local de alterne. Los marineros decidieron acompañar entonces al capitán hasta el barco, donde se produjo un relevo en el mando por orden de la empresa armadora.


Asimismo, el segundo oficial cursó una denuncia ante la Policía Vasca, varios de cuyos agentes comprobaron lo sucedido y sobre las 11.00 horas arrestaron al implicado en uno de los muelles. El encausado, de 49 años y que pasó ayer a disposición judicial, le fueron intervenidos cerca de 600 euros.