Los actos arbitrarios de generosidad pueden mejorar la salud mental.Puede sonar un poco a sinsentido moderno para algunas personas, pero nuevas investigaciones sugieren que ser amable puede ser bueno para la salud mental.
Un estudio publicado en la revista Emotion constató que realizar actos de generosidad puede ayudar a las personas con ansiedad social a sentirse más positivas. Lynn Alden y Jennifer Trew, de la Universidad de British Columbia, le pidieron a voluntarios con altos niveles de ansiedad social que llevaran a cabo actos de amabilidad dos días a la semana en un período de cuatro semanas.


“Se trataba de darle un pequeño regalo a alguien, de ir a buscarlo al trabajo, o visitar a alguien enfermo, o darle las gracias a un conductor de bus. En realidad, eran actos relativamente pequeños”, explicó Alden. Quizá lo eran, pero tenían un impacto muy grande. Los actos arbitrarios de generosidad pueden mejorar la salud mental.