taxistaNUEVA YORK.- El taxista dominicano Carlos Núñez, de 37 años, quien estaba afiliado a la base “Natasha Car Service”, fue asesinado de un balazo en la cara durante un atraco cometido en Brooklyn la madrugada de ayer lunes. La Policía de Nueva York sindicó de inmediato a un hombre y una mujer como principales sospechosos del crimen y los investigadores han desatado una cacería para capturarlos, por lo que se está ofreciendo una recompensa de 2,000 dólares.


El tabloide NY Daily News dijo en su edición de hoy que la víctima había sido arrestado en marzo de este año por un caso de drogas y asalto, pero esa versión no fue confirmada por la Policía. Otra versión indica que le había dicho a algunos allegados que debía dinero. Se explicó que el taxista estaba usando su vehículo personal en un turno de noche, con lo que buscaba aumentar las ganancias del día. El activista Fernando Mateo de la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York dijo que muchos chóferes acostumbran a utilizar sus vehículos personales a veces.


Mateo explicó que Núñez, aunque no estaba usando un taxi oficial, hacía su trabajo como taxista por lo que fue asesinado en el cumplimiento de su servicio. Los investigadores dijeron que una persona que llamó a la base, pidió específicamente el servicio de Núñez, antes de que le dispararan. Las autoridades difundieron en la tarde de hoy la imagen de los prófugos, captados por la cámara de seguridad del taxi que conducía Núñez, una minivan Toyota Siena 2004.


Luego de ser mortalmente herido, el taxista trató de seguir conduciendo y chocó a cinco vehículos estacionados en una cuadra de la avenida Irving, escena del atraco y asesinato. El chofer dominicano, quien había laborado varias veces y por breves lapsos en la referida base en la que entró hace unos ocho meses, residía en el poblado Valley Stream de Long Island. El atraco fue perpetrado a las 12:45 de la madrugada, dijeron los investigadores y cuando Núñez iba en camino a recoger un pasajero que había llamado a la base. Núñez expiró en el hospital Brookdale de Brooklyn donde fue ingresado de emergencia por paramédicos.