SaserdoteEl sacerdote acusado de violar a una adolescente en el municipio de Bonao tiene fe en que la verdad saldrá a la luz, pero los familiares de la víctima confían en la justicia terrenal. Precisamente, el Tribunal Colegiado de esa localidad aplazó el caso.


Se trata de una lucha de quién tiene la verdad, que se debate en los tribunales desde hace poco más de un año. El padre Alberto Cordero, quien goza de libertad con garantía económica, aún está suspendido por la Iglesia Católica a causa de la supuesta violación de una menor de 15 años de edad, la era una monaguillo.


Debido a la ausencia del abogado del acusado, los jueces del Tribunal Colegiado de Monseñor Nouel aplazaron para el 14 de junio el inicio de juicio de fondo de este caso.