policia rdSanto Domingo.- Hace más de 10 años que la Policía Nacional no hace un pedido completo de uniformes para sus agentes, lo que ha obligado a la mayoría de los afectados a comprar con su salario de miseria las piezas que necesitan, algunas de ellas cuestan más de dos mil pesos, casi la mitad de su sueldo.


Esto ocurre a pesar de que la institución del orden público tiene un presupuesto asignado exclusivamente para comprar los uniformes de sus 33,547 miembros. Para empezar, los policías deben recibir uniformes dos veces al año, de acuerdo a lo establecido en la institución, y en la actualidad con raras excepciones obtienen la vestimenta.


Uniforme completo


El combo completo que deberían recibir los agentes son: tres camisas, igual número de pantalones, cuatro pantaloncillos, cuatro franelas, cuatro pares de medias, un par de zapatos, un par de botas, una gorra, un gorro, tres corbatas y una correa. Varios policías entrevistados por EL DÍA, entre ellos rasos, cabos y tenientes, criticaron que la institución del orden público  lleve tanto tiempo sin darles el uniforme completo y que muchos tengan que andar “como mendigos” por la falta de un atuendo nuevo. Manifestaron que, a veces, el dinero que tienen destinado para la comida de sus hijos tienen que tomarlo para comprar uniformes, que es una obligación de la institución suministrarlos.


Mal olor y sucio


“Un día, metido en uno de los barrios de la Capital, tuve que perseguir a unos delincuentes y el uniforme, además de que lo sudé completo, se me ensució, imagínate tú, es el único que tengo y al día siguiente me tocaba trabajar”, narró un cabo policial entrevistado en uno de los pasillos del Palacio de la Policía. Por ejemplo, una de las camisas que un uniformado debe usar cuesta en las distribuidoras unos 600 pesos, el pantalón tiene el mismo precio, la correa al menos 300, los zapatos van desde 1,500 a 3,000 pesos, la corbata 200, el precio de una bota va de 2,000 a 3,000, y la gorra y el gorro cuestan entre 100 y 300 pesos. A los 2 mil nuevos agentes que la Policía lanzó a las calles, como una de las medidas del Plan de Seguridad Ciudadana que  presentó el presidente Danilo Medina, se les compraron los uniformes, pues era prácticamente obligatorio.


No hay comida


Pero encima de que los policías tienen que gastar su dinero en algo que no les corresponde y de que ganan sueldos de miseria, la institución del orden público no les da almuerzo a sus agentes, salvo algunas excepciones. En los únicos lugares que les suministran el almuerzo a los agentes es en el Palacio de la PN, el destacamento Duarte y en la Academia. “A veces  me paso días completos y no como nada”, manifestó un policía. Escrito por Leisy Torres para el periódico El Día