apagonLas largas horas de apagones tienen a los residentes de diferentes sectores del Gran Santo Domingo con una sola voz de queja, ante la pérdida que ocasiona a los negocios, la productividad y el desenvolvimiento ordinario de los quehaceres de los hogares.


En un recorrido realizado por siete puntos el Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo, los afectados coinciden en que la situación se ha agravado desde finales del año pasado y con el paso de los meses no han visto ninguna mejoría.


José Miguel Payano, propietario de la carnicería “Suplidora San Miguel”, en el mercado de Los Mina, dice que ha perdido hasta RD$10 mil en carnes dañadas en un día, porque opera con una planta eléctrica y con hielo durante el día, pero en las noches no tiene cómo mantener la temperatura necesaria para conservar la carne en buen estado.