ancianaUna anciana de 84 años de años, nativa de Texas, fue acusada de intentar contratar sicarios para que mataran y descuartizaran a dos fiscales que están a cargo de un caso en su contra por estafa a cientos de inmigrantes, haciéndose pasar por abogada.


Dorothy Canfield residente en Willis (Texas) trató de contratar a los asesinos a sueldo para que liquidaran al Fiscal del Distrito del Condado Montgomery Brett Ligon y al Fiscal Adjunto Rob Freyer en un hospital. La anciana fue arrestada en abril después que un preso filtrara sus planes a los guardias de la cárcel y las autoridades enviaron un agente encubierto para que se hiciera pasar como sicario.


Ofreció, según grabaciones en audio, 5,000 dólares para matar a Frayer y 2,500 por la muerte de Ligon. El complot fue abortado por lo que el plan no llegó a consumarse, dijo la cadena ABC. La anciana fue originalmente recluida en la prisión de Conroe por cargos de robo a la propiedad, haciéndose pasar por una abogada de inmigrante y estafando a cientos de clientes.


Ahora enfrenta la acusación adicional de contratar asesinos para matar a funcionarios judiciales en primer grado y conspiración para cometer asalto agravado a un servidor público. El fiscal Ligon dijo que el público no debe ser sentimental por la edad de la anciana. “Si se tienen los medios y la motivación para pagar por asesinatos, la edad no importa”, añadió Ligon.