OroUn reportaje de Nathaniel Popper, de New York Times, publicado el miércoles, sostiene que después de mantenerse por mucho tiempo como una inversión segura, el oro pierde valor.


“Bajo las calles del Bajo Manhattan, en la bóveda del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, el mayor tesoro de oro del mundo -medio millón de barras- ha perdido cerca de US$75 millones de su valor. En Fort Knox, Kentucky, en el Almacén de Lingotes de los Estados Unidos el daño asciende a IS$50,000 millones”, expone.


Agrega que en Pocatello, Idaho, el pequeño tesoro en oro del señor Jon Norstog, también ha mermado. Una inversión de US$29,000 que el Norstog hizo en 2011 vale ahora alrededor de US$17,000, una pérdida de 42 por ciento.


“Pensé que si venía lo peor y el gobierno hacía caer la economía mundial, todavía yo tendría algo que valdría algo”, dice Norstog, de 67 años, sobre su incursión en el oro.