Un cerdo que hace surf  junto a su dueño se ha convertido en la gran atracción del momento en las costas de Nueva Zelanda. Los múltiples videos subidos en YouTube cuentan ya con miles de visitas.


Con apenas dos meses de vida, este pequeño cerdo es la sensación de las playas neozelandesas. Junto a su dueño es capaz de surcar las olas durante horas sobre una tabla de surf, para deleite de los bañistas.


Su nombre es ‘Zorro’ y Matthew Bell, su dueño, reconoce que cuando el animal se sube a la tabla tiene un poco de miedo. Surfean juntos desde su tercera semana de vida y asegura que continuarán haciéndolo “hasta que su tamaño le impida surfear”.