Un sacerdote italiano prendió fuego una imagen de Joseph Ratzinger al grito de: “Un papa no abandona a su rebaño”. Se realiza la primera reunión antes del cónclaveEl párroco de un pequeño pueblo italiano, al parecer con problemas depresivos y psicológicos, quemó el domingo una foto de Benedicto XVI delante de los fieles, tras gritar que un Papa no abandona a su rebaño.


Se trata del párroco de Castelvittorio, Andrea Maggio, quien ante los fieles que asistían a misa prendió fuego a la foto del Papa emérito, según contó el alcalde del pueblo, Gianstefano Orengo, a los medios locales.


“Ha sido un gesto sorprendente, cometido ante una decena de niños. Puede ser que don Andrea esté atravesando un momento delicado desde el punto de vista psicológico, pero, de todas maneras, es un gesto muy grave”, afirmó Orengo.


El hecho ocurrió en la misa de las diez de la mañana y, pocos minutos después de comenzar, el párroco tomó una fotografía de Benedicto XVI, que había cerca de un candelabro, la acercó y le prendió fuego, ante los ojos atónitos de los presentes.


El sacerdote justificó el hecho y acusó a Benedicto XVI de “haber abandonado al rebaño”, “y un pastor -dijo- no abandona a sus ovejas”.


“Muchos fieles protestaron, y otros salimos desconcertados, ante un hecho que no tiene justificación”, añadió el alcalde.