Para escapar1. La dependiente. Tú quieres tomarte una noche para disfrutar con tus amigos, y ella parece enojarse tras conocer esta decisión.


2. La desesperada. No importa quién sea, el hombre que caiga en sus redes está bien. Son aquellas mujeres que literalmente están desesperadas por tener un hombre a su lado, por lo que no les importará recibir humillaciones o malos tratos con tal de estar con alguien que las lleve de la mano. Pero tú no buscas una mujer que no se tenga respeto propio, ¿verdad?.


3. La interesada. Esta clase de mujeres no sólo existen en las telenovelas, también en la vida real. Así que huye cuando te encuentres con una fémina que sólo te hace halagos sobre las cosas materiales que traes puestas y te pregunta qué coche traes, dónde vives y en qué trabajas de manera interesada.


4. La “madre”. Dicen que todas las mujeres tienen el instinto maternal desarrollado y que muchas veces lo sacan con sus parejas. Pero, tú no estás buscando otra madre, sino una compañera.


5. La enojada. Buscan un hombre que esté con ellas, pero parece que sólo para “odiarlos”. Son mujeres que están enojadas con el sexo masculino y no pierden ninguna oportunidad para criticarlos, y es que para ellas no hay hombre perfecto. Así que sí estás dispuesto a aguantar peleas y drama, adelante.


6. La insegura. Parece perfecta, es linda y agradable. Pero, de la noche a la mañana empieza a cambiar y te llama muchas veces al día sólo para saber qué haces o para “escuchar tu voz”, te busca por Internet, te deja “mil” recados en las redes sociales, dejando claro que es tu pareja.


7. La princesa. Si se rompe una uña, tienes que dejar todo lo que estés haciendo inmediatamente, para llevarla al salón a que le reparen esa uña rota. Así son las princesas, buscan ser el centro de atención todo el tiempo y creen que merecen esa atención; así que sino se la das, puedes estar en graves problemas.


8. La hueca. A pesar de que es muy guapa, las conversaciones que tienes con ella no son precisamente estimulantes. Si estás saliendo con una mujer a la que te dan ganas de decirle que en vez de hablar sólo asiente con la cabeza y sonría, es porque seguramente sales con una mujer “hueca”.


9. La infiel. Hay dos tipos de mujeres infieles: la que lo admite y desde la primera cita confiesa todas sus aventuras o la “discreta”, quien es aquella que por más que la enfrentes directamente no admitirá que cometió una infidelidad. Cualquiera de las dos son de cuidado.


10. La controladora. Es muy fácil de identificar, son aquellas mujeres que son sutilmente malvadas y aunque sea de “buena” manera, todo el tiempo te estarán diciendo qué hacer, a dónde ir, qué ropa usar, con quién hablar, con quién salir, qué amigos debes tener y qué amigos no, entre otras cosas. Y hará lo que sea, con tal de que sucumbas antes sus peticiones.