Se espera que para 2018 unos 4.000 millones de personas tengan un teléfono móvil, la mitad de la población mundial, según un estudio de la asociación GSMA publicado en el mayor congreso mundial del sector que se realiza en Barcelona.


El sector, que mueve un billón de dólares (unos 750.000 millones de euros), cuenta con unos 3.200 millones de abonados, según GSMA, que agrupa a 750 operadores de telefonía móvil y organiza el congreso de Barcelona.


Según el estudio, habrá unos 700 millones de teléfonos más en 2017, y el umbral de los 4.000 millones de abonados se alcanzará en 2018.


Las compañías de telefonía móvil mueven 1 billón de dólares anuales, es decir, un 1,4% del Producto Interno Bruto mundial, según el informe.