AF6B3196-5E7A-4D0A-BCE8-EE905B50BD4A.jpg__209__400__CROPz0x209y400Santiago.- Con el objetivo de darle asistencia a los hijos e hijas de las privadas de libertad que cumplen condena en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Rafey Mujeres, fue firmado un acuerdo de colaboración con el Consejo Nacional para la Niñez y la Infancia (Conani).


El acuerdo consiste en proveer de alimentación, docencia, vestimenta, medicina, así como de ayuda sicológica a los hijos e hijas de las internas que guardan prisión en el CCR Rafey Mujeres.


La Directora del Centro, agente VTP Crismeily Quezada Luciano, explicó que dicho acuerdo también prevé dar asistencia a menores que se encuentran situación de vulnerabilidad.


“Nos sentimos sumamente contentos de haber firmado éste acuerdo de cooperación interinstitucional, que brinda mucha tranquilidad a las privadas de libertad que por algún proceso judicial, ingresan a nuestro centro, sobre todo, que basados en el mismo, estamos dando apoyo a niños y niñas que al faltarle la figura materna, puedan quedar bajo situaciones de vulnerabilidad y a través de Conani, se les estará dando todo tipo de soporte”, expresó Quezada.


Destacó además que el acuerdo contempla brindar soporte a las madres de los menores de edad, ya que las mismas recibirán un reporte del desarrollo psicomotor del infante que está bajo el cuidado del Conani, así como la facilidad de poder tener contacto físico con sus hijos en un área especial dentro del CCR.


De su lado, la señora Damaris Santiago, coordinadora regional del Conani, indicó que el trabajo con los hijos e hijas de las internas de Rafey Mujeres, se llevará a cabo en coordinación con la Red de Misericordia, movimiento de ayuda que se encarga de canalizar todo tipo de ayuda para complementar la buena educación y el desarrollo del infante bajo ese programa.


La Red de Misericordia es una organización sin fines de lucro que se encarga de dar ayuda a las personas víctimas de violencia intrafamiliar y de género, así como a niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad o alto riesgo, haciendo énfasis en la protección de su salud, albergue y educación.


Recientemente la Procuraduría General de la República firmó un acuerdo de colaboración interinstitucional con la Fundación Red de Misericordia que preside la señora Noboa de Arocha.