La hija del fallecido presidente Hugo Chávez, María Gabriela, hizo pública una carta en la que aseguró que su padre murió el pasado 5 de marzo, pidió a quienes dicen que el gobernante murió antes de esa fecha que “no jueguen” con el dolor de la familia y del pueblo, y señaló al líder opositor Henrique Capriles.


“Venezuela, con toda la responsabilidad del mundo, con toda la sinceridad del alma destrozada de una hija que amó y ama a su padre infinitamente, les digo que mi gigante murió luchando, y murió en su patria el día 5 de marzo del 2013”, dice la carta de María Gabriela.


En el escrito, leído por el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, ante las cámaras del canal estatal Venezolana de Televisión, la hija de Chávez también pide que “no jueguen más con el dolor de un pueblo y una familia que está devastada ante esta dura realidad”.


Y ya para cerrar la misiva, María Gabriela Chávez exhortó “a los señores de la oposición enferma y especialmente al señor Capriles no ser tan sucios” pese a que “siempre se ha dicho que la política es sucia”.


La carta apunta a que es “sencillamente inconcebible” pensar que una familia entera se haya podido prestar para “tamaña mentira” al hacer referencia a quienes dicen que Chávez murió antes de la fecha indicada.


El líder opositor acusó el domingo al presidente encargado, Nicolás Maduro, de mentir sobre lo que realmente le ocurrió a Chávez, fallecido el pasado martes de un cáncer que lo agobió durante 20 meses.


“Quién sabe cuando murió el presidente Chávez”, dijo Capriles el domingo y señaló que “Nicolás le mintió a este país durante los últimos meses” al recordar que hace unos días el hasta el viernes vicepresidente aseguró que había mantenido una reunión de trabajo de más de cinco horas con el fallecido gobernante.