La cantante pidió a la agencia investigar el supuesto acoso de seguidores obsesionados y un intento de extorsión en 1992. El FBI no encontró evidencia de delitosLa Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos abrió los archivos de tres investigaciones que durante más de una década condujo a petición de Whitney Houston, cantante que murió el 11 de febrero del año pasado.


Los registros, que suman más de 120 páginas, fueron publicados en internet y muestran cartas de seguidores obsesionados y un supuesto intento de extorsión en 1992.


El FBI no encontró que hubieran sido cometidos delitos y no halló evidencia de amenazas criminales en el correo de los seguidores.


Después de su matrimonio con el cantante Bobby Brown, los archivos muestran que alguien considerado amigo cercano y “enterado de mucha información personal” supuestamente intentó extorsionarla con US$250.000, amenazando con dar a conocer información privada si no pagaba.


Houston fue entrevistada por el FBI sobre el caso, pero los registros están sumamente editados.


La cantante murió a los 48 años en el baño de un hotel como resultado de un ahogamiento accidental debido al consumo de cocaína y enfermedad del corazón, indicaron las autoridades.