En Twitter, Obama volvió a respaldar el matrimonio gay al decir que "cualquier estadounidense debería poder casarse con la persona que ama".Los nueve jueces se pronunciarán acerca de si es constitucional prohibir el matrimonio homosexual, como ocurrió en California con la Propuesta 8. Se espera la decisión para junio.


El Tribunal Supremo de Estados Unidos estudiará esta semana si es constitucional prohibir el matrimonio homosexual, a través de dos casos que mantienen en vilo al país ante la rápida evolución de la opinión pública sobre el asunto.


A partir de hoy los nueve jueces escucharán argumentos a favor y en contra de la Propuesta 8, la enmienda constitucional que impide el matrimonio gay en California, en un caso que podría tener consecuencias en otros estados del país.


El miércoles recibirán a los defensores y detractores de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés), que define el matrimonio como la “unión entre un hombre y una mujer” e impide, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.


LA PROPUESTA 8 DE CALIFORNIA


El primer caso que analizarán los jueces se refiere a la enmienda que prohibió los matrimonios homosexuales en California en 2008, apenas seis meses después de que el Estado los legalizara, y que cerró la posibilidad de casarse a las dos parejas que iniciaron la demanda: las lesbianas Kristin Perry y Sandra Stier, y los homosexuales Paul Katami y Jeffrey Zarrillo.


En 2010 un tribunal federal declaró inconstitucional la enmienda, y una corte de apelaciones ratificó ese fallo en 2012, por lo que los defensores de la Propuesta 8 decidieron el pasado julio llevar el caso ante el Supremo. En caso de que la máxima corte dé la razón al tribunal de apelaciones, el matrimonio gay volverá a ser legal en California.